Gaft Holding

Hotel Oriente Barcelona

El Hotel Oriente, en el último tramo de las Ramblas, tiene casi 400 años de historia a sus espaldas, y ha ocupado un papel preeminente en la historia de la ciudad. Las Ramblas, sin este hotel, quedaría huérfano de un pedazo palpitante de la vida de muchas generaciones de barceloneses.

Antes que hotel, fue un colegio, el de San Buenaventura. Con la misión de impartir teología y filosofía se construyó entre el 1652 y el 1670, y estaba dirigido por los franciscanos. En 1835 se expropió y se hizo subasta pública. El colegio sufrió una transformación considerable: se convirtió en una réplica del antiguo palacete de la familia italiana Durio, una gran reforma que firmaron los arquitectos Eduard Fontseré y Juli Mariscal, y que se inauguró en 1842 como Gran Fonda de Oriente, ¡el primer establecimiento con luz de gas de la ciudad!. De esa época aún pueden verse las vidrieras hechas al ácido y los esgrafiados en las paredes.

En el Salón Condal del Hotel Oriente (rebautizado en 1931 como tal), y que actualmente está cerrado al público por trabajos de reforma, se conserva una magnífica estructura del antiguo claustro franciscano. El antiguo refectorio rectangular cubierto por una maravillosa bóveda también está en reformas. Lo que ya es imposible de ver es el entramado de túneles en el sótano que los franciscanos fueron construyendo tramo a tramo para huir de sus enemigos: las obras del metro los engulleron para hacerlos desaparecer.

Y como a todos nos gustan las anécdotas, celebrities nacionales e internacionales se alojaron en este hotel cargado de historia (e historias): el pintor catalán Santiago Rusiñol, Ferdinand de Lesseps (ingeniero del canal de Suez), Errol Flynn, Imperio Argentina, Carlos Gardel, el torero Manolete y la soprano Maria Callas. Sin olvidarnos de Hans Christian Andersen, que hace 150 años se corrió unas buenas juergas en las Ramblas… y presenció entre aterrorizado y fascinado la Gran Tormenta que azotó la ciudad el 15 de septiembre de 1862.

Nos fascina la historia, pero nos maravilla aún más estar al día de las tendencias, la moda y la gastronomía: el latido de una ciudad viva que convive con pedazos de historia. En los bajos del Hotel Oriente encontrarás nuestro restaurante Kubik, un espacio moderno en el que se alternan propuestas de show cooking con sabrosas tapas y cocina de mercado en formato cocina ininterrumpida. Disfruta de los susurros de la historia mientras tu paladar degusta una buena comida o una buena cena.

10 comments

  1. Ajay

    / Responder

    Dissabte passat vam anar-hi a sopar una colla de 20 peesonrs per celebrar el cumple d’una amiga. Vam estar genial, ens van deixar una sala per nosaltres i vam estar “com a casa”, sense que ens molestes ningu!Ens van fer un menu dels de 25€, pactat previament amb la responsable del local i consistia amb els seguents plats:- carpaccio de llengua de bou amb virutes de foie i vinagreta.- musclos al vapor.- cale7ots amb tempura i salsa romesco.- trintxat de patata en carxofes i ou potxe. 2on plat a elegir: – llenguado a la plantxa.- rodavallo a la plantxa.- confit d’“anec.- entrecot a la plantxa.tots els plats acompanyats amb unes patates amb ceba a la llauna exquisites. De postres:- pastis d’aniversari de nata i trufa. Caf“es i infusions inclosos, pa, aigua i vi de la casa blanc i negre (negre: LESGINES i blanc: Vif1as del vero).Cava tambb4b4e inclos: Raventos i blanch.Realment un gran sopa, de tracte amable, higiene molt cuidada i menjar en quantitat i qualitat mes que correcte per aquest preu. S’ha de repetir i recomanar sense falta!!

  2. Anam

    / Responder

    ncm04, March 22, 2013 at 11:36 am We passed this most evniengs and only decided to try it on the last night. Wish we had done so earlier. Lovely food, and very reasonable prices. Not as fancy looking as some on the square, but filled with locals so definitely the place to go. We will be back!

  3. Maletas de viaje

    / Responder

    El decálogo para cualquier viajero que quiera viajar sin tener que contar 300 anécdotas causadas por no hacer bien la maleta. Buen artículo, saludos!.

    1. gaftHolding

      / Responder

      ¡Gracias! Nos alegra que te haya gustado. Ahora a ponerlo en práctica.

    2. gaftHolding

      / Responder

      Muchas gracias por tu comentario, nos alegra que el articulo haya sido de utilidad.
      Saludos

  4. Inés

    / Responder

    Falta la música clásica: Gran Teatre del Liceu, Palau de la Música Catalana, Auditori, Conservatoris, del Liceu, Municipal, concerts a l’Ateneu Barcelonès, a la Biblioteca de Catalunya, al Institut Nord-americà -clàssica i jazz- i molts altrres llocs.

    1. gaftHolding

      / Responder

      Tienes razon, lo tendremos en cuenta para continuar mejorando y actualizado los contenidos.

      Saludos

  5. Maletas

    / Responder

    La última vez que fui por Cataluña quedé enamorada de las playas que hay en la costa brava…cada calita que era un pequeño paraíso en la tierra. Os recomiendo subir un poco más al norte y visitar las zonas de Begur y Pals, ya me diréis!

    1. gaftHolding

      / Responder

      Muchas gracias por los comentarios, lo tenemos en cuenta para próximos artículos en búsqueda de la cala perfecta.
      Saludos

  6. Esther

    / Responder

    Soy hija de un vasco y una vasca, por eso aunque nací aquí corre por mis venas sangre pura vasca y crecí oyendo vivencias y anécdotas del terruño vasco. Viviendo las nostalgias de los afectos y de la tierra que por obligación y no por opción tuvieron que abandonar mis padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *