Gaft Holding

Algo tiene la paella para mantenerse imbatible como uno de los iconos de la gastronomía española desde hace casi tres siglos, pero ¿qué es exactamente? Acompañadnos en este viaje para descubrir los secretos de este manjar tan sabroso.

Recibe su nombre del recipiente con el que se cocinaba el plato, la paella. Y debemos su receta a los campesinos y pastores valencianos, que aprovechaban las verduras de la temporada de la zona de huerta, los pollos y conejos que cada familia criaba para consumo particular en los corrales de la Albufera y el arroz de sus arrozales. Era un plato popular y comunitario, porque se comía directamente de la paella en la que se cocinaba. Los domingos, por la tarde, al acabar su jornada laboral, era el momento para cocinarla y comérsela.

En una paella valenciana no puede faltar el pollo, el conejo, la judía verde el garrofón, el tomate, el arroz, el aceite de oliva, el azafrán, la sal y, por supuesto, el agua. Ingredientes frescos y al alcance. Por esta misma razón, las variantes de la paella que se originaron en Cataluña llevan verduras de temporada y pescado o marisco: la paella marinera no tiene el grano suelto y seco de la valenciana, porque los pescadores la cocinaban en una olla en alta mar, echando en ella lo que pescaban y consiguiendo el famoso fumet que le da el sabor a mar característico. El resultado, un arroz caldoso para comer con cuchara, bien caliente, para recuperar las fuerzas y calentar el espíritu. También en Cataluña existe la variante “mar y montaña”, en la que carne y pescado conviven en una paella deliciosa y diferente.

La internacionalización de nuestra plato patrio empezó en el s.XIX: en Nueva York, París o el Soho de Londres se podía comer, con mayor o menor fortuna. ¿Quién sabe si a ello debemos la peregrinación de amantes de la paella de todo el mundo a España? En todo caso, una buena paella bien merece el viaje: venid a probar las deliciosas paellas de nuestros restaurantes Tapatxi, Navarra o Kubik… ¡os chuparéis los dedos llenos de limón!

10 comentarios

  1. Ajay

    / Responder

    Dissabte passat vam anar-hi a sopar una colla de 20 peesonrs per celebrar el cumple d’una amiga. Vam estar genial, ens van deixar una sala per nosaltres i vam estar “com a casa”, sense que ens molestes ningu!Ens van fer un menu dels de 25€, pactat previament amb la responsable del local i consistia amb els seguents plats:- carpaccio de llengua de bou amb virutes de foie i vinagreta.- musclos al vapor.- cale7ots amb tempura i salsa romesco.- trintxat de patata en carxofes i ou potxe. 2on plat a elegir: – llenguado a la plantxa.- rodavallo a la plantxa.- confit d’“anec.- entrecot a la plantxa.tots els plats acompanyats amb unes patates amb ceba a la llauna exquisites. De postres:- pastis d’aniversari de nata i trufa. Caf“es i infusions inclosos, pa, aigua i vi de la casa blanc i negre (negre: LESGINES i blanc: Vif1as del vero).Cava tambb4b4e inclos: Raventos i blanch.Realment un gran sopa, de tracte amable, higiene molt cuidada i menjar en quantitat i qualitat mes que correcte per aquest preu. S’ha de repetir i recomanar sense falta!!

  2. Anam

    / Responder

    ncm04, March 22, 2013 at 11:36 am We passed this most evniengs and only decided to try it on the last night. Wish we had done so earlier. Lovely food, and very reasonable prices. Not as fancy looking as some on the square, but filled with locals so definitely the place to go. We will be back!

  3. Maletas de viaje

    / Responder

    El decálogo para cualquier viajero que quiera viajar sin tener que contar 300 anécdotas causadas por no hacer bien la maleta. Buen artículo, saludos!.

    1. gaftHolding

      / Responder

      ¡Gracias! Nos alegra que te haya gustado. Ahora a ponerlo en práctica.

    2. gaftHolding

      / Responder

      Muchas gracias por tu comentario, nos alegra que el articulo haya sido de utilidad.
      Saludos

  4. Inés

    / Responder

    Falta la música clásica: Gran Teatre del Liceu, Palau de la Música Catalana, Auditori, Conservatoris, del Liceu, Municipal, concerts a l’Ateneu Barcelonès, a la Biblioteca de Catalunya, al Institut Nord-americà -clàssica i jazz- i molts altrres llocs.

    1. gaftHolding

      / Responder

      Tienes razon, lo tendremos en cuenta para continuar mejorando y actualizado los contenidos.

      Saludos

  5. Maletas

    / Responder

    La última vez que fui por Cataluña quedé enamorada de las playas que hay en la costa brava…cada calita que era un pequeño paraíso en la tierra. Os recomiendo subir un poco más al norte y visitar las zonas de Begur y Pals, ya me diréis!

    1. gaftHolding

      / Responder

      Muchas gracias por los comentarios, lo tenemos en cuenta para próximos artículos en búsqueda de la cala perfecta.
      Saludos

  6. Esther

    / Responder

    Soy hija de un vasco y una vasca, por eso aunque nací aquí corre por mis venas sangre pura vasca y crecí oyendo vivencias y anécdotas del terruño vasco. Viviendo las nostalgias de los afectos y de la tierra que por obligación y no por opción tuvieron que abandonar mis padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *